mujer de pasto

Caminaba entre el pasto, me llegaba a la cintura, mis piernas acariciaban los yuyos, y ellos a mi piel. Mis manos bordeaban la cima de la naturaleza y el aire soplaba en mis oídos, hamacando mi pelo hacia atrás, como dejando la senda del camino que recorría.. un poco de cosquillas que le recordaban a mi sistema nervioso que se mantuviera en alerta..

Silencio.

Caminaba, mi pollera bailaba, mis pies en tierra firme, barro y agua, naturaleza. Mis pulmones llenos de oxigeno verde, llenando mi organismo de pureza y verdad. Una y otra vez respirando profundo.. oxigenando mis ojos, mi pelo, mi piel, mis órganos mi vida.. 

Silencio.

Mi corazón se sincronizo con el sol y el aire, mi piel se mimetizó con la hierba fresca y las flores.

Silencio, vida, calma.

..y así me volví árbol viajero, y mis ojos se volvieron verdes.. recordándome mis raíces naturalmente terrícolas y humanas, de sabia y oxigeno.. de vida y amor.

p

image

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: