Historias.

“Dos paseantes distraídos
Han conseguido que el reloj de arena
De la pena pare, que se despedace
Y así seguir el rumbo que el viento trace”

Las historias de amor tienen el mismo ciclo que los humanos, entendí. Mientras terminaba mi cigarro, sonaban melodías viejas de fondo y me sentí tan innecesaria de tanta porquería barata, creyéndome que me tenia que obligar a que las ideologías que no me representaban, me tenían que identificar a como de lugar. Me di cuenta que mi identidad romántica, no se borra con cualquier cosa, está marcada en mi. Así vivo mi vida, lo doy todo, me arriesgo a muerte,  lucho con garras y dientes, para que? Esta vez entendí, que a veces no hay que darlo todo – a quien no lo merece, y mientras pedía otra copa de vino.. en mis aventuras solitarias, “pero en que momento pensé que esto no estaba bueno, quien me hizo creer que esto es aburrido?” Todo lo que me estaba perdiendo. 
Entonces ahí apareció en la escena, la puta madre, pensé. No, cerré los ojos y dije que no, pero no termine de pensarlo que ya estaba parado al lado de mi, 

Una charla, otro cigarro, yo era yo- y me estaba importando muy poco si me reía alto, si había algo que no me gustaba- lo decía, nos atrevimos.

No hay refrán mas creíble que el que uno se dispone a creer, no puedes jamas dejar que te limiten a que creas que no puedes, que no eres suficiente, nadie puede recortarte a molde de circo, cree en ti como nunca antes, y cosas increíbles sucederán, las alas se te despliegan, y sientes la autenticidad de tu esencia recorriendo tus venas con mucho poder. Y de ahí en más, nadie podrá jamas querer hacerte creer que no puedes, el no- solo te lo pones tu, cuando tu quieras.

Mi refrán, mi moraleja, es que hay que ser como uno es, no puedes torcerte por mantener vínculos, las personas correctas-aparecen en el momento correcto, unos nos enseñan, unos nos hacen mejores, otros nos hacen mas fuertes, y otros simplemente nos hacen mas felices. Nada es para siempre, nada es continuo, la mentira se cae, las cosas de barro se rompen, no puedes creer en lo que no existe, solo basta tener ojos para ver.

Una señal? Una pizca de vida? Quien sabe que era eso, pero sin dudas mi rumbo cambio, y lo bueno es que sigo aprendiendo para poder escribir cada dia mejor, y sobre todo siendo mejor persona. 

Los días oscuros, son tenebrosos y son horribles, nos confunden, nos ponen nerviosos, nos sacan energía, son un desastre, pero si logramos sacarle el adn, les garantizo que saldrán como flor en verano. Ni la lluvia arruina este momento de vida pura.

Vivan, corran, se caen? Se levantan! Les fallan, corren la cara- y para adelante. El amor verdadero es aquel que te hace florecer, te cuida, te mima, amate! 

Feliz 2019. 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: