Cuestionario

Cuantas veces nos cuestionamos que es lo que realmente necesitamos y anhelamos. Cuantas veces nos auto-cuestionamos las cosas, y cuantas de ellas llegamos a una conclusión real. Que es lo que buscamos encontrar? Somos capaces de llegar a alguna conclusión? Muchas de las veces que me pongo a auto-preguntarme cosas, termino en líos de pensamientos entrelazados, que me cuesta mucho mas generar una idea lineal sobre lo que estoy queriendo analizar. Pero claro, es tan difícil, sino sabemos exactamente a donde queremos llegar con las cuestiones.

Processed with VSCO with c8 preset

Detectar la incomodidad, o la situación que no esta del todo cómoda en nuestras vidas es la primera parte de la situación. Como mencione en uno de mis últimos post que se llama La vida dispone, dónde comento cuando estamos viviendo “por defecto” y al ir actuando en modo constante, pero no correcto. Entonces, muchas de las veces que nos enfrentamos a situaciones que en realidad no nos son del todo sanas, que nos incomodan y generan mal estar, no logramos reaccionar a ellas y detenerlas, cambiarlas o evitarlas. Y procedemos a cuestionarnos las cosas, cuando hay una pizca, por lo menos, de alerta y reacción.

Y es ahí donde debemos comenzar con cuestionarnos la situación para poder determinar que hacer con ella. Claramente que los apegos y las zonas de confort en estos casos juegan malas pasadas, son como el “diablito” que nos habla en el hombro y nos dice que sigamos así.. Retirarse de esos malos hábitos generara una satisfacción increíble y sobre todo una comodidad real ante la vida que llevamos.

Las zonas de confort, no son para nada saludables. Estar dentro de ellas nos llevan a aplastarnos en un loop de malos hábitos que, no quiere decir que porque estemos allí, este todo bien. Generalmente las zonas de confort, nos llevan a tolerar situaciones que no nos gustan, y por el simple hecho del “beneficio” que creo que estoy obteniendo allí continuo tomando esa decisión de continuar mi permanencia donde estoy. La zona de confort nos lleva también a no aventurarnos en nuevas oportunidades, donde se pondrán a prueba nuestras habilidades y nuestras risas. Dado que las nuevas experiencias, tienen ese plus tan satisfactorio que es de conocer nuevas cosas y de recibir esa pizca de nueva energía que tanto nos hace falta recibir.
La rutina y el conformismo con las cosas que estamos viviendo hoy en día, a pesar de reconocer en una parte de nuestro ser que hay cosas que ya no debemos de tolerar, y lo ignoramos, nos sienta en esa meseta energética que no nos permite avanzar.

Entonces, cuando logramos dar el paso y admitir que estamos en esta posición la cual debemos de cambiar, querer cambiar, porque una cosa es aceptarla y la otra es aceptar el hecho de necesitamos renovarla, cambiarla, modificarla.

Algunas veces no es necesario cambiar del todo la situación, es decir, migrar en cierta forma a otra.

Quizás el cambio este en como nos tomamos las cosas que vivimos a diario. Preguntas que podemos hacernos al respecto son, “Estoy siendo muy negativa? Me enojo con facilidad por todo lo que percibo a diario?” “Estoy siendo demasiado permisivo con algunas situaciones?” Ir generando esa conciencia en mínimos cambios de actitud, estará siendo un primer y gran paso para cambiar y lograr modificar esas actitudes que no nos están ayudando a tener un día a día más positivo, y con mejores resultados.

Es una cuestión de actitud!

Estoy segura de que hay un montón de actitudes que tienes a diario que son increíbles, pero también se que hay otras tantas que no están tan buenas, que son las mas difíciles de cambiar, por que son esas que se arraigan a uno, y comienzan a formar parte de la personalidad superficial que llevamos a diario en nuestras vidas. Va desde como nos sentamos, como caminamos, como comemos, como hablamos, como reaccionamos a otras personas y nuestros vínculos, cómo cómo cómo!! Son muchas las preguntas que nos tenemos que hacer, pero mas que nada son pequeños movimientos de actitud que nacen con la toma de conciencia de lo que queremos modificar. Si bien hay situaciones que llevamos a diario que NO podemos modificar, si podemos modificar que hacemos con ella y como nos afectan. Relaciones laborales, familiares, alguna situación económica, un juicio, un desamor, etc. No podemos cambiarlas, pero si podemos evolucionar junto con ellas, y recibirlas de otra forma, para que el proceso interno sea menos “jodido” y así poder pasar a la próxima. Porque la vida sigue, y no podemos estancarnos mucho con padecer.

Por lo tanto, y cerrando un poco este pensamiento en voz alta, les recomiendo que comiencen el día con un pensamiento positivo, levantarse con tiempo, darse una ducha, intentar no estar a las corridas, tener un buen desayuno, tomarnos los minutos con calma, y salir a nuestro día. Es real que contar hasta 10 nos sirve para no tomar decisiones enojados, o no tomarnos personal las situaciones que quizás tenemos que atravesar. Sentarnos mejor, tomar más agua, reírnos un poco mas, dejar malos hábitos es una cuestión de minuto a minuto, de conciencia-bienestar-y honestidad con uno mismo.
No existe una receta mágica, ni un hechizo que mejore las cosas, pero si podemos hacer con nuestra voluntad lo que queramos.

Entonces relajemos los músculos y sigamos adelante!
Tortuga,

Un comentario sobre “Cuestionario

Agrega el tuyo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: